Blogia
barbarisima

CESE EL BLOQUEO DE ESTADOS UNIDOS CONTRA CUBA

CESE EL BLOQUEO DE ESTADOS UNIDOS CONTRA CUBA

La cultura, el arte y la política de Bush…

Bárbara Vasallo Vasallo

Cuando, hace unos días, en la ciudad balneario de Varadero, situada a unos 120 kilómetros al este de La Habana, inauguraban el Festival Jam Session, Abel Prieto Jiménez, ministro de cultura de Cuba, afirmó: “El bloqueo de Estados Unidos afecta el desarrollo cultural…”

A este evento, presidido por el maestro Chucho Valdés, verdadera autoridad del género en el mundo, no asistieron artistas ni público norteamericano, a pesar de que el Jazz tiene sus raíces en la región oeste de ese país del norte.

El ministro de cultura recordaba que antes de que el gobierno del presidente George W. Bush arreciara las medidas en contra de la Isla, artistas cubanos y estadounidenses intercambiaban experiencias, y aunque los creadores de esta tierra del Caribe no podrían cobrar un centavo, proponían su arte al pueblo norteamericano.

Así artistas de la plástica exponían en galerías de EE.UU. y músicos ofrecían conciertos en importantes escenarios. “La política de Bush ha cortado la comunicación, hoy todo está absolutamente anulado…” refería Abel Prieto.

Lamentablemente los pueblos, sufren las consecuencias de las aberraciones y desmanes del gobierno republicano de Bush.

En la provincia de Matanzas la agrupación Afrocuba desarrollaba en los primeros años de la década del 90 el proyecto Dos Alas, conjuntamente con colectivos folklóricos de Puerto Rico y Estados Unidos.

Presentaciones, talleres, clases magistrales, intercambios, grabaciones de discos se incluían en el programa, muy bien aceptado por el público. Pero de pronto ya Afrocuba no pudo viajar a Puerto Rico, ni a Estados Unidos, tampoco llegaron a Matanzas ni puertorriqueños ni estadounidenses…

Seguramente los toques de los tambores y los cantos a orishas del panteón Yoruba, que dirige Francisco Zamora, Minini, en Afrocuba, atentaban contra la seguridad nacional del gigante norteamericano y quienes llegaban a la ciudad de Ríos y Puentes para nutrirse de raíces y ancestros recibirían adiestramiento “comunista”…

A Diosdado Ramos y Los Muñequitos de Matanzas, capaces de colmar el Lincoln Center de New York y escenarios renombrados de Miami, en La Florida, no los dejaron asistir a la ceremonia, cuando ganaron el Granmy Latino por su disco La rumba soy yo.

Ellos que desde hace 55 años representan la genuina mezcla de los esclavos traídos de Africa, tocan el batá como nadie y ofrendan a deidades ritmos y danzas inigualables, ponían en peligro la tranquilidad de los ciudadanos de EE. UU. ¡Claro! El público no podía quedar quieto en sus asientos…

Serían innumerables los ejemplos, que dentro del universo cultural, el bloqueo de más de cuatro décadas impuesto por 10 administraciones norteamericanas a la Isla incide en el intercambio y en las relaciones de ambos pueblos.

Al gobierno de Bush, no le interesa que 183 países del mundo integrantes de la Organización de Naciones Unidas votaran en contra del engendro en el año 2006, ni que cada año se sumen más y más personas opuestas a las medidas aberrantes contra los cubanos.

Con lo que no cuentan los gobernantes del poderoso país del hemisferio norte es que el pueblo norteamericano abre sus ojos, y hará lo imposible por romper leyes injustas. La cultura de Cuba lleva intrínseca mestizaje, sincretismo, fuerza creativa, coraje y desafío. Algo demasiado impresionante, como para no perdérselo…


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres