Blogia
barbarisima

VILMA ESPIN GUILLOIS EN LA MEMORIA

VILMA ESPIN GUILLOIS EN LA MEMORIA

 

 

Vilma, ternura y firmeza

Bárbara Vasallo Vasallo

 

  Hace más de medio siglo una mujer fundaba leyenda en la rebelde ciudad de Santiago de Cuba. Con especial ternura e irrenunciable firmeza enfrentaba las hordas de la dictadura de Fulgencio Batista.

  Deborah desandaba Santiago preparando junto a Frank País el levantamiento que apoyaría la llegada del yate redentor: el Granma con su preciada carga de 82 hombres valientes, dignos y patriotas.

  Muchas veces puso en vilo su existencia por la causa que abrazó para siempre.

  La Sierra Maestra, empinada al sol, acogió a la joven perseguida por esbirr os.  De las montañas bajó con la victoria verde olivo y la mochila cargada de sueños para hacer más humano el bregar de las mujeres de esta tierra.

  Vilma entonces, con el rostro pleno de alegría se enroló con amor en cuanto proyecto revolucionario se gestaba. Fidelidad y entrega sin límites, fueron afines en su cotidianeidad.

  Alfabetizadotas, costureras, artesanas, profesoras, macheteras, estudiantes, doctoras, enfermeras, amas de casa, obreras, mujeres todas la prefirieron guía, consejera, madre, hermana, compañera, ejemplo.

  Su voz pausada y entera se alzó en numerosas tribunas del mundo en defensa de los derechos femeninos, niños, niñas, en contra de la violencia, en aras de la paz.

  La noticia llegó cierta y dolorosa: falleció Vilma Espín Guillois.

  Me pregunto: ¿Nos abandonará la clandestina Deborah?

¿Se marchará nuestra Vilma? No. Los paradigmas no mueren. (AIN)

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres