Blogia
barbarisima

Haedo pudo estar en el avión saboteado en Barbados

Haedo pudo estar en el avión saboteado en Barbados

 Haremos justicia, hermanos

 Julio Haedo Madem, el cuarto hombre en el equipo juvenil de esgrima que asistiría a los Centroamericanos de Venezuela en 1976,   por una decisión de última hora de llevar tres atletas por arma y un suplente, hoy puede expresar sus vivencias sobre  aquellos hechos.

    “En este octubre ya se cumplen 34 años del horrendo crimen y todavía los cubanos estamos esperando que Luis Posada Carriles, el connotado terrorista, responsable de que un avión de cubana explotara en el aire y perecieran 73 personas, entre ellos los 24 esgrimistas,  responda ante un tribunal justo y pague, junto a sus secuaces por el crimen de Barbados.

  “Puedo hablar en nombre de los cubanos porque estoy especialmente afectado, desde que mis compañeros fueron salvajemente asesinados he vivido con la esperanza de que se haría justicia. 

“Pienso en ellos todos los días y les dedico cada uno de mis éxitos. En algún momento tendré que escribir sobre sus vidas, porque convivimos juntos mucho tiempo y éramos una gran familia.”

Haedo dedicó a los mártires de Barbados su tesis de licenciado en Información Científico Técnica en la Universidad de La Habana y desde su puesto en la Estación Ecológica del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente,  en la Ciénaga de Zapata, dice que a veces siente que Cándido Muñiz (uno de los deportistas fallecidos en el atentado) lo invita a su casa del Cotorro; o que Albertico Drake le trae el último de los libros policíacos.

Con voz entrecortada afirmó que cuenta a sus hijos anécdotas de los amigos presentes y les prometió sentarse frente al mar, desde donde emergieron las medallas doradas de campeones absolutos de la historia y gritar: hermanos, se hará justicia.

  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres