Blogia
barbarisima

Embajador cubano en Honduras denuncia maltratos sufridos

Embajador cubano en Honduras denuncia maltratos sufridos
Roberto Pérez Betancourt
(tomado de la Agencia Cubana de Noticias)

Juan Carlos Hernández Padrón , embajador cubano en Honduras, denunció esta tarde los maltratos sufridos por él y los representantes diplomáticos de Venezuela y Nicaragua a manos de militares hondureños.
Por vía telefónica desde Honduras, Hernández Padrón explicó a la prensa internacional las circunstancias en que fue golpeado y secuestrado junto a la canciller hondureña Patricia Rodas, cuyo paradero aún se ignora.
Las declaraciones del diplomático cubano fueron difundidas esta tarde en la Mesa Redonda especial de la televisión y la radio cubanas, cuando transcurría una conferencia de prensa del Canciller Bruno Rodríguez Parrilla, a cuya instancia Hernández Padrón reseñó detalles de los sucesos de que fue víctima y también testigo.
Explicó que sobre las 10 de la mañana junto a los embajadores de Venezuela y Nicaragua, atendieron un llamado de la canciller Rodas, quien temía por su vida, y se trasladaron a su domicilio, donde irrumpieron luego más de 15 militares con armas largas para secuestrarla.
Detalló que cuando trataban de persuadir a los soldados para que respetaran la integridad física de Rodas, la raptaron con la pertinaz insistencia del mayor Serguera, mientras los tres embajadores que habían acudido fueron sacados por la fuerza.
Hernández Padrón relató como también fue golpeado con armas largas, obligado a subir a una camioneta y llevado hasta a la base de la fuerza aérea de Tegucigalpa, tomada por los militares, donde no le permitieron entrar, ocasión en que reiteró que el mundo conocía lo que estaba sucediendo y exigió respeto para la vida de la canciller Rodas.
El diplomático cubano fue abandonado en la carretera, después de que le arrebataron el teléfono celular con el que se comunicaba en ese instante con el Canciller Rodríguez Parrilla, e intentaron intimidarlo, amenazándolo con represalias mayores.
“Me mandaron a callar, pero los cubanos no nos amedrentamos nunca, y reiteré que denunciaría todo lo que estaba sucediendo, entonces me dejaron botado”, detalló el diplomático.
Hernández Padrón precisó que los militares tenían el rostro cubierto totalmente y explicó que después de identificarse con pobladores del lugar, lo ayudaron a trasladarse hasta la sede diplomática cubana, donde permanece junto con el personal que allí labora, cumpliendo con sus deberes.
Refirió que en las afueras de la sede diplomática están vigilantes amigos de los cubanos, dispuestos a proteger el inmueble y la integridad física de sus ocupantes, y precisó que los más de 480 cooperantes cubanos en Honduras, principalmente en la esfera de la salud, laboran normalmente en sus respectivos destinos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres