Blogia
barbarisima

Libros que redimen espíritus...

Libros que redimen espíritus...

  Aún cuando ya cuentan tres días consecutivos de Feria Internacional del Libro en el occidente cubano, en la ciudad de Matanzas, a unos 100 kilómetros al este de La Habana, el bullicio de las personas en busca de textos diversos no se detiene.

  La conocida Calle del Medio, de la urbe de ríos y puentes acoge a cientos, miles de lectores desde el amanecer hasta bien entrada la noche, casi la madrugada...

  Es que en cualquier lugar puede aparecer el autor preferido, un editor consagrado, tres poetas conversando animadamente en una esquina, pintores y fotógrafos o trovadores con guitarra en ristre.

  La XX edición de la fiesta literaria aparece como verdadero levantamiento popular en aras de la cultura, en Cuba desde hace mucho tiempo, la población espera el momento no sólo para adquirir libros; sino para el encuentro con amigos, el disfrute de un espectáculo de danza, un concierto inspirador y hasta para reafirmar el amor por un ser querido.

  Desandar la popular calle de la llamada Atenas de Cuba te depara sorpresas porque la gente está feliz, hacen largas colas por un diccionario de la Lengua Española, por el último título de Daniel Chavarría o Leonardo Padura, persiguen  textos de editoriales infantiles para complacer al nieto y buscan el autógrafo de Rolando Estévez.

  En el Pabellón Infantil, José Manuel Espino, poeta y escritor de obras para la grey menuda de la familia, se sorprende cada vez que un pequeño presenta uno de sus libros, y con temblor en la voz confiesa a la periodista: “es como regresar al país del eterno niño Peter Pan, no quiero que me despierten”.

  Jaime Sarusky, homenajeado en esta fiesta estuvo entre los matanceros, Miguel Barnet fue a la tertulia de Carilda Oliver y ambos Premios Nacionales de Literatura leyeron, recitaron y conversaron con jóvenes y adultos, en defensa de raíces ancestrales e identidad.

  Desde la mañana hasta la noche, entre los ríos San Juan y Yumurí la magia levanta un telón y entre tanta gente y libros que redimen, desde José Jacinto Milanés, Bonifacio Byrne, Plácido, Domingo del Monte, Lola Cruz, hasta Digdora Alonso, acompañan el derroche de cultura. De codos en los puentes sonríen felices... (AIN)

bvv

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres