Blogia
barbarisima

LIBERTAD YA PARA LOS CINCO HEROES CUBANOS PRESOS EN ESTADOS UNIDOS

LIBERTAD YA PARA LOS CINCO HEROES CUBANOS PRESOS EN ESTADOS UNIDOS

AURELIO: GENESIS Y DIMENSION

Bárbara Vasallo Vasallo   

  La primera vez que José Eugenio Bodes Morejón viajó a Miami, Estados Unidos, coincidió con el indulto que George Bush, padre, concedió al terrorista internacional Orlando Boch Avila. 

  En aquel momento el agente Aurelio, de la Seguridad del Estado de Cuba, tuvo que contener rabia, indignación y cuántos sentimientos afloraban para aparentar tranquilidad, conversar con algunos de los partidarios del horrendo hecho y regresar a la Patria a continuar su digna misión. 

  Luego de más de 20 años de aquel suceso, el “compinche” en las andadas asesinas de Boch, Luis Posada Carriles, está en libertad en Miami con la anuencia de Bush hijo.  En su oficina de Jefe de Seguridad del hotel Riu Las Morlas, en Varadero, José Eugenio Bodes, da riendas sueltas sin limitaciones a sus pensamientos en torno al autor de innumerables acciones terroristas en contra de Cuba y su Revolución:  

   “Esto que esta pasando ahora con Posada Carriles es monstruoso, y quedará  en la historia como un gran desprestigio en la política judicial de Estados Unidos…   “Ese hombre es un asesino, conocido en el mundo entero, el presidente de EE:UU , la Agencia de Central de Inteligencia y el Buró Federal de Investigaciones lo saben, pero están tan comprometidos con él que ni siquiera pueden juzgarlo…   

   “No descansaremos en esta lucha,  continuaremos reclamando la justicia…  “Por todo lo que ha hecho, es un peligro, que esté suelto, pero lo que sucede es que hay mucho el dinero detrás de esto.  La desvergüenza manifiesta, lleva la respuesta que nuestro pueblo y muchas personas en el mundo están dando”.  

 Génesis   

  José Eugenio Bodes Morejón, abrió sus ojos al mundo un dos de junio del año 1953, en el pequeño poblado de Alacranes, en el municipio de Unión de Reyes, al sur de la provincia de Matanzas. 

  A los doce años, sus padres quisieron arrastrarlo en la Operación Peter Pan, que arrancó de su Patria a muchos niños y niñas, como consecuencia de la manipulación mediática de los enemigos de la Revolución en ciernes. Con buena dosis de azar, el joven se quedó en la tierra que lo vio nacer para echar raíces… 

  En el año 1972 sus progenitores abandonaron el país, y el quedó con su  hijo de tres meses de edad, esposa, suegra y un tío paterno que asumió la responsabilidad de encaminar sus pasos por caminos honrados y dignos.  

  La ida de sus padres y la mayor parte de la familia materna para Estados Unidos creaban en Bodes condiciones para relacionarse con elementos desafectos al proceso revolucionario.

  En el año 1974 nació el agente Aurelio de la Seguridad Cubana.  “A través de mi tío empecé a comprender el gran error de mis padres al abandonar el país y a entender la justeza de la Revolución. Cuando se me acercó un oficial de la seguridad para plantearme la necesidad de colaborar con ellos, mi respuesta fue positiva inmediatamente… 

  “Tenía fachada, como se dice, ellos entendían que yo podía ser útil a la Revolución, y ahí comenzó mi trabajo.  José Eugenio se hizo posteriormente técnico en rayos X y  por 23 años laboró en el hospital José Ramón López Tabrane, de Matanzas.  Durante 20 años fue el agente Aurelio.

   Estuvo en dos oportunidades en los Estados Unidos para visitar a sus padres. Siempre dio evasivas para no abandonar el país y agradece a María Antonia, su esposa la educación de sus dos hijos. 

Dimensión  

   Este hombre de pelo cano, que acaba de cumplir 53 años de edad, recuerda las dos décadas de intensa labor en los Organos de la Seguridad del Estado. 

  “Siempre mi mayor preocupación fueron mis hijos, pues yo no podía dar ejemplo de revolucionario, me codeaba con personas desafectas, ex presos contrarrevolucionarios, incluso muchos de ellos hoy viven en Miami… 

   “Fueron años de mucho sacrificio, pero valió la pena. Nuestros enemigos no acaban de darse cuenta, que éste es un pueblo de gente valiente, heroica, que no teme, y está dispuesto a todo por preservar conquistas tan humanas como la salud, educación, tranquilidad, obtenidas  a golpe de sangre... 

   “Pienso ahora mismo en otros hombres y mujeres que esconden su identidad, son rostros anónimos que continúan ¿quién sabe donde? en la salvaguarda de nuestros principios. Me emociono cuando pienso en Gerardo Hernández, Fernando González, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y René González, esos Cinco Héroes, que permanecen prisioneros… 

  “Ellos arriesgaban sus vidas por defender a Cuba y al pueblo de Estados Unidos de los actos terroristas, que desde allí, en Miami, se gestan contra nosotros. Es hora de que regresen, y el gobierno de Bush deje la farsa del terrorismo bueno y el malo”. 

  En el año 1999, José Eugenio fue presentado a sus compañeros de trabajo en el hospital y en su comunidad como el agente Aurelio, acontecimiento que causó sorpresa y emoción.   “Para mi familia fue orgullo, confieso que lloramos todos, de mis compañeros recibí respeto, manos apretadas y abrazos de hermanos… 

  “El hecho de permanecer 20 años trabajando de manera oculta para el Ministerio del Interior fue una escuela, momentos sumamente importantes que marcaron por siempre mi vida…  “Sin que usted me lo pregunte, se lo encierro en breves palabras: si yo naciera otra vez, no lo dude que sería nuevamente el Aurelio, porque esta lucha es imprescindible para sobrevivir de los enemigos de la Revolución…” 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Rexodor -

Libertad para los 5 héroes cubanos.
Sitio para consultas sobre los Cinco Héroes Cubanos, visite:

http://www.demandfreetofive.org/
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres