Blogia
barbarisima

Diferendum Cuba-EEUU

La USAID y la pérdida del dinero del contribuyente norteamericano en Cuba

Por M. H. Lagarde

Un artículo publicado en Los Ángeles Times asegura que no se sabe a dónde han ido a parar alrededor de 6 600 millones de dólares del contribuyente estadounidense, destinados por la Casa Blanca a fondos para la reconstrucción de Iraq.
Según auditores federales que revisaron las cuentas, el dinero asignado tras la invasión de la nación árabe por fuerzas de Estados Unidos y sus aliados en marzo del 2003, se perdió o fue robado, señala el diario estadounidense.
Pero Irak no es único lugar del mundo donde se evapora el dinero del contribuyente norteamericano. De acuerdo con un reportaje del periodista Tracey Eaton, publicado por el sitio digital contrarrevolucionario www.cubaencuentro.com, una buena parte de los de $ 94 millones, que desde 2007 Estados Unidos ha destinado para fomentar la subversión en Cuba, le ha sido entregada a los mercenarios, ya sea en la Isla o en Miami, sin el menor control.
Fuentes citadas por Eaton aseguraron que el gasto de los programas subversivos de la USAID se dispararon tras la enfermedad en 2006 del Comandante en Jefe Fidel Castro y el gasto llegó a alcanzar una cifra récord de $ 45 millones en 2008. La fuente dijo:
“Según todo el mundo en el Departamento de Estado, ese fue el año en que los programas… dejaron de funcionar por completo. Es muy difícil gastar tanto dinero, así que, ¿cómo se gasta? Básicamente, se da a personas en Estados Unidos y se les dice: Bien, traten de hacer algo bueno con el dinero”.
Pero no siempre el uso que se hace del dinero tiene que ver con la "libertad" de Cuba. En tiempos de la administración Bush, Felipe E. Sixto, el administrador del Center for a Free Cuba (CLC) fue condenado a multas y tres años de libertad condicional, por robarse cerca de 600.000 dólares del dinero de la USAID destinado a la creación de "disidentes" en Cuba.
De igual forma, los propios mercenarios se han quejado en varias ocasiones que la mayor parte del dinero que les confiere el gobierno norteamericano se queda en manos de la mafia cubanoamericana de Miami y nunca llega a la Isla.
Hechos como estos son los que han llevado a la congelación de una partida de 20 millones de la USAID por parte de una Comisión encabezada por John Kerry, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado.
Según fuentes del Congreso de Estados Unidos:
En años anteriores, dicen, USAID entregaba el dinero a contratistas privados sin exigir una explicación de los gastos, así que ni siquiera la agencia sabía exactamente cómo se gastaba todo el dinero.
Según la fuente del Capitolio, “la manera en que funcionaba, básicamente hasta (que llegó) Obama, es que todo el mundo prometía hacer la vista gorda ante la forma en que se gastaba el dinero, y estoy hablando de la propia USAID. No había supervisión en el Congreso. No había nada. Y nuestra Sección de Intereses en La Habana no tenía idea de la forma en que se usaba el dinero. Así que los únicos que sabían cómo se gastaba el dinero eran los que lo gastaban”.
“El modelo general era: le doy $ 1 millón a un grupo en Miami y eso es transparente. Es como decir: ‘Sabemos que USAID le dio $ 1 millón a ese grupo en Miami’. Es todo lo que sabemos, y el rastro termina ahí”.
“No había controles”.
No obstante, y a pesar de los razonables cuestionamientos de Kerry, todo parece indicar que las presiones de la mafia sobre el senador surtirán efecto y una USAID, -ahora más "controlada" según el criterio de algunos-, mantedrá, también con Obama, su función como fuente financiera de la llamada industria anticubana.

 

Cambios en Cuba

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

CESE EL BLOQUEO DE ESTADOS UNIDOS CONTRA CUBA

CESE EL BLOQUEO DE ESTADOS UNIDOS CONTRA CUBA

La cultura, el arte y la política de Bush…

Bárbara Vasallo Vasallo

Cuando, hace unos días, en la ciudad balneario de Varadero, situada a unos 120 kilómetros al este de La Habana, inauguraban el Festival Jam Session, Abel Prieto Jiménez, ministro de cultura de Cuba, afirmó: “El bloqueo de Estados Unidos afecta el desarrollo cultural…”

A este evento, presidido por el maestro Chucho Valdés, verdadera autoridad del género en el mundo, no asistieron artistas ni público norteamericano, a pesar de que el Jazz tiene sus raíces en la región oeste de ese país del norte.

El ministro de cultura recordaba que antes de que el gobierno del presidente George W. Bush arreciara las medidas en contra de la Isla, artistas cubanos y estadounidenses intercambiaban experiencias, y aunque los creadores de esta tierra del Caribe no podrían cobrar un centavo, proponían su arte al pueblo norteamericano.

Así artistas de la plástica exponían en galerías de EE.UU. y músicos ofrecían conciertos en importantes escenarios. “La política de Bush ha cortado la comunicación, hoy todo está absolutamente anulado…” refería Abel Prieto.

Lamentablemente los pueblos, sufren las consecuencias de las aberraciones y desmanes del gobierno republicano de Bush.

En la provincia de Matanzas la agrupación Afrocuba desarrollaba en los primeros años de la década del 90 el proyecto Dos Alas, conjuntamente con colectivos folklóricos de Puerto Rico y Estados Unidos.

Presentaciones, talleres, clases magistrales, intercambios, grabaciones de discos se incluían en el programa, muy bien aceptado por el público. Pero de pronto ya Afrocuba no pudo viajar a Puerto Rico, ni a Estados Unidos, tampoco llegaron a Matanzas ni puertorriqueños ni estadounidenses…

Seguramente los toques de los tambores y los cantos a orishas del panteón Yoruba, que dirige Francisco Zamora, Minini, en Afrocuba, atentaban contra la seguridad nacional del gigante norteamericano y quienes llegaban a la ciudad de Ríos y Puentes para nutrirse de raíces y ancestros recibirían adiestramiento “comunista”…

A Diosdado Ramos y Los Muñequitos de Matanzas, capaces de colmar el Lincoln Center de New York y escenarios renombrados de Miami, en La Florida, no los dejaron asistir a la ceremonia, cuando ganaron el Granmy Latino por su disco La rumba soy yo.

Ellos que desde hace 55 años representan la genuina mezcla de los esclavos traídos de Africa, tocan el batá como nadie y ofrendan a deidades ritmos y danzas inigualables, ponían en peligro la tranquilidad de los ciudadanos de EE. UU. ¡Claro! El público no podía quedar quieto en sus asientos…

Serían innumerables los ejemplos, que dentro del universo cultural, el bloqueo de más de cuatro décadas impuesto por 10 administraciones norteamericanas a la Isla incide en el intercambio y en las relaciones de ambos pueblos.

Al gobierno de Bush, no le interesa que 183 países del mundo integrantes de la Organización de Naciones Unidas votaran en contra del engendro en el año 2006, ni que cada año se sumen más y más personas opuestas a las medidas aberrantes contra los cubanos.

Con lo que no cuentan los gobernantes del poderoso país del hemisferio norte es que el pueblo norteamericano abre sus ojos, y hará lo imposible por romper leyes injustas. La cultura de Cuba lleva intrínseca mestizaje, sincretismo, fuerza creativa, coraje y desafío. Algo demasiado impresionante, como para no perdérselo…


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Declaraciones del Ministro de Cultura de Cuba en Festival Varadero Jam Session

El bloqueo impide presencia de renombrados jazzistas

Bárbara Vasallo Vasallo

 

Varadero, 6 sept, El bloqueo del gobierno de Estados Unidos contra Cuba impide la presencia de renombrados jazzistas de ese países el Festival Varadero Jam Session , que se inició hoy en la ciudad balneario, dijo Abel Prieto Jiménez, Ministro de Cultura.

“Estoy seguro que muchos de los exponentes del género, que tiene la cuna en Estados Unidos, hubieran querido participar en este evento, pero las leyes arbitrarias del gobierno de Bush, no hacen más que entorpecer el vínculo cultural”, afirmó el Ministro.

El también miembro del Buró Político del Comité Central Del patido Comunista de Cuba recordó que antes de la administración de George W. Bush numerosos creadores cubanos y norteamericanos intercambiaban su arte, hoy todo está absolutamente anulado, enfatizó.

Abel Prieto participó junto a Manuel Marrero, Ministro de Turismo y Chucho Valdés, presidente del Festival en la apertura del Jam Session y resaltó la nueva etapa de cooperación entre ambos ministerios en aras de consolidar el componente cultural en el producto turístico.

El Festival Jam session que reúne a destacados artistas cubanos y extranjeros, pretende sesionar con carácter anual en la ciudad balneario, intercalado con otros encuentros en Cuba como el Jazz Plaza y Jojazz.

Manuel Marrero, anunció que el Ministerio del Turismo participará también en eventos cultural del país como Las Romerías de Mayo, en Holguín, La fiesta del Caribe, en Santiago de Cuba, Festival Internacional Cubadisco y otros.

Hasta el próximo domingo el Centro de Convenciones Plaza América, la Casa de la música y otras instalaciones de Varadero, serán escenario de descargas y conciertos de jazz, que se iniciaron hoy con la presentación de Chucho Valdés.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres