Blogia
barbarisima

HOMBRE DE LUZ

Trabajadores eléctricos de Matanzas, apoyan en Pinar del Río
Bárbara Vasallo Vasallo

Foto: Marisol Ruiz Soto


Juan Martín Vinajeras exhibe con orgullo sus 68 años de edad, es un hombre de trabajo. Lo denotan la piel curtida, el rostro agrietado y mirada profunda.
Hallarlo no fue difícil, pero para conversar con él hubo que esperar que bajara de la altura de casi siete metros, pues se encontraba asido a un poste nuevo de electricidad y ultimaba detalles para que por allí pasara la corriente…
El entorno aún no era agradable. En el municipio de Bahía Honda, provincia de Pinar del Río, al oeste de La Habana, los huracanes Gustav, primero e Ike, después, dejaron panorama de desastre, no obstante el pueblo de ese occidental sitio, al igual que en el resto de Cuba confía y trabaja con ahínco.
Juan integra el Contingente de unos 80 trabajadores de la Empresa Eléctrica de Matanzas, que desde el día primero de septiembre prestan ayuda al territorio pinareño. Lejos de su Estrella y de sus hijos que le esperan…
Este hombre de pelo blanco, aprieta el cinturón y habla despacio, bajo, en complicidad:
“Cuando llegamos aquí encontramos postes y cables en el suelo, terreno infranqueable, y a la población sin el servicio imprescindible de la electricidad…
“No perdimos tiempo, estamos acostumbrados a trabajar, de Matanzas trajimos equipos y medios para ayudar de verdad. En estos más de 15 días ya el cuadro va cambiando, más de 350 postes nuevos están en su lugar, otros arreglados, también kilómetros de líneas reparadas…
“El trabajo no me asusta, primero pienso en esa gente a la que puedo ayudar. Encaramarme en un poste no es problema para mí, lo hago desde hace más de 40 años…
“Aquí vamos a estar el tiempo que sea necesario y si luego hay que marchar a otro lugar también iremos… donde quiera que haya un cubano, hay también solidaridad”.
La extensa Sierra de los Órganos se empina en uno de estos mediodías de septiembre. En el poblado de Las Pozas los técnicos, especialistas, linieros y obreros de la Empresa Eléctrica de Matanzas secan el sudor, y acortan kilómetros de postes, líneas y acometidas para restablecer, por fin, el servicio a la población.
En el pequeño lugar del occidente de la Isla, todo es ajetreo. Los pobladores fueron azotados por dos potentes huracanes y recuperación es la palabra que se escucha y lee por doquier.
Junto a los que clavan maderas, recogen cosechas, ponen un techo, y ambientan el lugar, anda Juan Martín Vinajeras, dando muestras solidarias, eso sí encaramado más allá del suelo, asido a un poste para traer la luz...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres