Blogia
barbarisima

LA RESPUESTA QUE SE ESFUMO

  Richard Bissell, director de planes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), al frente de la operación Pluto para destruir a la Revolución, conversaba en abril de 1960 con David A. Phillips, experto en materia de propaganda, acerca de crear una emisora capaz de "ablandar sicológicamente" al pueblo cubano.
    En ese mismo momento en la Ciénaga de Zapata tenían lugar transformaciones nunca antes vistas por sus moradores.
    El extenso territorio situado a unos 180 kilómetros al sureste de Ciudad de La Habana, olvidado en la geografía antillana hasta 1959, era entonces objeto de inversiones. Veían la luz carreteras, centros turísticos, escuelas y viviendas para carboneros y pescadores.
    Muchas jóvenes aprendían cerámica, costura, taxidermia y otras artes manuales en la capital del país, gracias a la iniciativa de Celia Sánchez Manduley, heroína de la gesta revolucionaria.
    Exactamente 30 días después de la reunión de Bissell y Phillips, el 17 de mayo de 1960, en horas de la noche, se captó en Cuba por primera vez la emisora terrorista Radio CubaLibre, más conocida por Radio Swan, en la frecuencia de los mil160 kilohertz.
    Mientras Radio Swan trasmitía toda clase de argucias para sembrar desconfianza y devenía medio de enlace con los grupos contrarrevolucionarios que operaban en la Antilla Mayor, la escultora cubana Rita Longa creaba la aldea taína de Guamá, los constructores concluían las cabañas en la villa de Playa Girón y otros buscaban cocodrilos para fomentar el más grande criadero del reptil, en el Caribe.
    Un año después de la siniestra idea de Bissell de crear el caos en la mente del cubano e instarlo a que apoyara cualquier acción en contra de la Revolución, la brigada de asalto 2506, entrenada y financiada por la CIA con el consentimiento del gobierno de los Estados Unidos, desembarcó por Playa Girón y Playa Larga.
    En la Ciénaga de Zapata habían quedado atrás la miseria, explotación y analfabetismo, el camino era seguro, la vida en el año 1961 ya tenía sentido.
    Antes de las 72 horas fueron liquidados los mercenarios, y el imperialismo sufrió la primera gran derrota militar en América Latina.
 Quienes llegaron hasta las arenas de Playa Girón y Playa Larga fueron canjeados por alimentos para infantes.
    Seguramente a Richard Bissell se le inflamaron las venas de la garganta y David A. Phillips vomitó.  Su táctica para confundir, las miles de horas de transmisión y los  millones de dólares desembolsados para pagar a la maquinaria propagandística se esfumaron.  Ellos no hallaron respuesta...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres